martes, 17 de octubre de 2017

¿Por que un BOICOT a LIDL en Cataluña?

Hasta ahora la multinacional LIDL cuya sede en España se encuentra en Barcelona, señala que "permanece atenta a la evolución socio-política de todos los países" en los que está presente, manteniendo su enfoque en su estrategia comercial, "que no está vinculada a ninguna coyuntura política". "Respecto a la hipotética independencia de Cataluña, Lidl no se plantea ningún cambio mientras no se modifique el actual ordenamiento jurídico. Si eso se produjera, tomaríamos las medidas necesarias para garantizar el desarrollo de nuestro negocio en Cataluña y España, respetando el marco legal que quede establecido", afirman fuentes de la compañía.

Este año Lidl ha mantenido una fuerte inversión en nuevas tiendas, ha abierto más de siete establecimientos y la inversión de la cadena en la región asciende a más de 13 millones. Tras los acontecimientos de las últimas semanas, la empresa asegura que «no habla de hipótesis», pero «si el escenario de cambio se llega a dar, haría lo necesario para seguir desarrollando el negocio en Cataluña y en España».

Con esta ambiguedad da a entender que seguiría en Cataluña pasara lo que pasara, claro que LIDL tiene un pasado de apoyo al independentismo de forma directa:
Recordemos que Lidl priorizo el catalán y otra decena de idiomas sobre el castellano en la publicidad de establecimientos de Cataluña que no quito hasta que se hizo una campaña de quejas entonces y solo entonces si rectifico cuando más de 1.000 quejas llegan a Lidl en 24 horas por marginar al castellano



Su apuesta por los proveedores catalanes de las patronales que hicieron huelga el de 3 de octubre contra todo lo español es más que evidente al igual que MERCADONA y de ahí su actitud de equidistancia o de apoyo indirecto al independentismo.
Esos productos independentistas luego son vendidos en sus tiendas por el resto de España, un visionado a las etiquetas y se puede ver su procendencia.

Su ambiguedad se supone por que se asentaron en Lleida y sus directivos serán ampliamente favorables a la independencia, cuestión quizás que sus responsables alemanes desconozcan pero que nosotros aquí denunciamos.

Sus clientes les ha comunicado su inquietudes y su incomodidad por su posición a través de las redes sociales de forma directa pero LIDL ha hecho caso omiso y sigue con su apoyo implícito a la situación en Cataluña

LIDL DEBE POSTURLARSE EN CONTRA DEL INDEPENDENTISMO Y CORTAR VINCULOS CON AQUELLOS PROVEEDORES INDEPENDENTISTAS  Y NO DISTRIBUIR SUS PRODUCTOS

No hay comentarios: